domingo, 1 de febrero de 2015

No estoy muerto

Ha pasado más de un año. He crecido. He vivido muchas cosas y he cambiado y madurado como persona. Espero que todos vosotros también hayáis cambiado, que os hayan pasado cosas que sean dignas de recordar y de guardar para la posteridad.

Es hora de que este viaje quede en suspenso. Voy a dejar el blog suspendido indefinidamente, pero sabed que en algún momento habrá otro, y mejor que este.

Que sepáis que volveré.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada